sacrificiodeisaac.teatroengalicia.es  

Julio I. González Montañés

 

 Drop Down Menu

 

Edad Media

  En el arte medieval, el motivo de la venda aparece en primer lugar en un manuscrito carolingio del Carmen Paschale de Caelius Sedulius, obra de principios del siglo IX pero copia de una edición de finales del siglo V en la cual probablemente aparecía el vendaje, ya que el modo en el que Abraham sujeta a Isaac desde lejos tirando de los extremos de la venda en la miniatura del siglo IX es el mismo que aparece en la terracota paleocristiana tunecina de finales del siglo V, hoy en el Museo del Bardo.

 

 

Miniatura en un manuscrito del Carmen Paschale de C. Sedulius (Lieja, principios del siglo IX)

Plantin-Moretus Museum, Amberes (Ms. 17.4, fol. 8)

 

 

No conozco más casos hasta el siglo XI cuando el motivo reaparece en el románico francés (capitel del coro de Saint Benoit-sur-Loire), y en el de la Sicilia normanda (Paliotto de la Catedral de Salerno, mosaicos de Palermo y puertas de Monreale).

 

 

Capitel del coro de Saint Benoit-sur-Loire (1080-90)

Mosaico de la Capilla Palatina de Palermo (1160-80)

 

Puerta de la Catedral de Monreale (1185-86)

 

  

 

En el primer gótico lo encontramos en el Cáliz de Rathenow (Alemania, 1260-80), en el siglo XIV en la Bible Historiale de Jean de Berry (BnF, 1380 c.) y en el XV en algo más de media docena de manuscritos, la mayoría flamencos (Biblia historiada de Utrecht, Compendium historiae universalis de Aegidius de Royas…) pero también italianos (Libro de Horas de la Walters Art Gallery de Baltimore) y franceses (Libro de Horas de Luis de Orleans). Aparece también, en Inglaterra, en una vidriera de Great Malvern Priory (1485 c.)

 

 

 

Cáliz de Rathenow (detalle, 1260-80)

 Iglesia de Santa María y San Andrés de Rathenow

 

Libro de Horas de la Walters Art Gallery

MS. W.292, fol 55r (1450-1475)

 

Compendium historiae universalis (1450-60)

Museum Meermanno, La Haya, Ms 10 A 21, fol. 3r

 

Se permite el uso no lucrativo de los materiales de esta web citando su origen.  © Julio I. González Montañés 2013.